Beneficios de la dieta mediterránea




Seguro has escuchado hablar de la popular dieta mediterránea, pero ¿sabes en que consiste? Es una dieta basada en la cocina tradicional de los países que se encuentran alrededor del mar mediterráneo y consiste generalmente en frutas, verduras, frijoles, nueces, semillas, granos integrales, verdura y aceite de oliva.

En la dieta mediterránea el consumo de carnes rojas es limitado. Se consume diariamente frutas, vegetales, grasas saludables y cereales integrales y porciones moderadas de productos lácteos. Se promueve la ingesta semanal de pescados, aves, frijoles y huevos.

Aparte de ayudar en la pérdida de peso, la dieta mediterránea tiene muchos beneficios por los cuales es muy valorada. Ayuda a reducir el riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas.

Un estudio llevado a cabo en el 2015 por el Colegio Americano de Cardiología arrojó que las personas que siguieron la dieta mediterránea fielmente tenían un 47% menos de probabilidades de padecer de enfermedades cardíacas en comparación con aquellas que no siguieron la dieta fielmente.

En adición a esto, comer alimentos integrales y grasas saludables puede mejorar la función cognitiva, ralentizar la tasa de deterioro del cerebro y reducir la probabilidad de desarrollar Alzheimer.

Las grasas monoinsaturadas reducen el colesterol total y los niveles de colesterol malo. En la dieta mediterránea la principal fuente de grasas monoinsaturadas es el aceite de oliva y los frutos secos y semillas.

También se dice que esta dieta ayuda a incrementar la longevidad. La dieta mediterránea no es solo una dieta, es también un estilo de vida. Las comidas se comparten con la familia y amigos, incluye unas copas de vino tinto y se fomenta la actividad física.




Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*