Lo que tienes que saber sobre el hipotiroidismo




La tiroides es una glándula con forma de mariposa que se encuentra en la parte frontal baja del cuello. La glándula tiroides influye en casi todos los procesos metabólicos de tu cuerpo a través de las hormonas que produce. Estas hormonas tienen influencia sobre una variedad de órganos y sistemas de nuestro cuerpo:

• Corazón: las hormonas tiroideas influyen en la frecuencia cardíaca y ayudan a controlar el flujo sanguíneo al relajar los músculos de las paredes de los vasos sanguíneos.
• Fertilidad: las hormonas tiroideas influyen en el ciclo menstrual. Cuando están fuera de control, es posible que tengas ovulaciones y períodos irregulares.
• Huesos: la velocidad a la que se descompone el hueso viejo es impulsada por las hormonas tiroideas; cuando ese proceso se acelera, el hueso se destruye más rápido de lo que se puede reemplazar, lo que puede provocar osteoporosis.
• Peso: debido a que la tiroides regula tu metabolismo, una tiroides hiperactiva está relacionada con la pérdida de peso, mientras si está hipoactiva está relacionada con el aumento de peso.
• Cerebro: los niveles bajos de tiroides pueden provocar olvidos, dificultad para concentrarse y depresión. Afortunadamente, estos síntomas tienden a revertirse con el tratamiento con hormonas sintéticas.
• Piel: cuando tu tiroides está poco activa, tu cuerpo deja de producir y eliminar células de la piel a su ritmo normal. Las células se acumulan, provocando una piel seca y de aspecto opaco. El crecimiento del cabello y las uñas también se ralentiza.

Las enfermedades de la tiroides pueden variar desde un bocio pequeño e inofensivo (glándula agrandada) que no necesita tratamiento, hasta un cáncer potencialmente mortal. También existen trastornos funcionales de la tiroides que involucran la producción anormal de hormonas tiroideas. Estos se conocen como hipertiroidismo (cuando produce demasiada hormona tiroidea) e hipotiroidismo (producción insuficiente de hormonas).

Las mujeres tienen de cinco a ocho veces más probabilidades de tener problemas de tiroides que los hombres. Aunque no se sabe exactamente el porqué, muchos médicos sospechan que podría deberse al estrógeno. Las células tiroideas tienen una gran concentración de receptores de estrógeno lo que significa que son más sensibles a los efectos de la hormona sexual femenina. Otra posible razón: muchas causas de hipo e hipertiroidismo están relacionadas con enfermedades autoinmunes, y las mujeres generalmente son más propensas a estos trastornos.

Hipotiroidismo
Este es uno de los trastornos funcionales de la tiroides. Cuando la tiroides no produce la cantidad suficiente de hormonas se le conoce como hipotiroidismo. Dado que la producción de energía de tu cuerpo requiere ciertas cantidades de hormonas tiroideas, una disminución en la producción de hormonas conduce a niveles más bajos de energía.
Los síntomas del hipotiroidismo incluyen cansancio, aumento de peso, depresión, piel y cabello secos, olvido, estreñimiento, calambres musculares, flujo menstrual más abundante e irregular, hinchazón de la cara, mayor sensibilidad al frío y ritmo cardíaco lento.

¿Por qué sucede?
En todo el mundo, la causa más común de hipotiroidismo es la deficiencia de yodo. En los países desarrollados, se encontró que la causa más común era la tiroiditis de Hashimoto, una enfermedad autoinmune. Otras causas incluyen anomalías congénitas, enfermedades que causan inflamación transitoria, extirpación quirúrgica o radioablación de la tiroides, los medicamentos amiodarona y litio, amiloidosis y sarcoidosis.

Tratamiento
El tratamiento para una tiroides hipoactiva implica tomar diariamente tabletas de reemplazo hormonal, llamadas levotiroxina, que ayuda a elevar tus niveles de tiroxina. Al iniciar el tratamiento se te realizarán análisis de sangre periódicos hasta que se alcance la dosis correcta de levotiroxina. Esto puede tardar un poco. Una vez que esté tomando la dosis correcta, generalmente te harán un análisis de sangre una vez al año para controlar tus niveles hormonales.

Por lo general, necesitarás tratamiento por el resto de tu vida. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, deberías poder llevar una vida normal y saludable.

Si una tiroides hipoactiva no se trata, puede provocar complicaciones, como enfermedades cardíacas, bocio, problemas de embarazo y una afección potencialmente mortal llamada coma mixedematoso (aunque esto es muy raro). Por lo tanto, es muy importante que sigas el tratamiento indicado por tu médico.

Incluso si estás en tratamiento, es posible que tengas problemas o complicaciones de larga duración debido a la afección. Las recomendaciones incluyen cambiar a una dieta y estilo de vida más saludables. Dormir lo suficiente te ayudará a lidiar con la fatiga al igual que realizar alguna actividad como yoga, meditación o ejercicio, para mantenerte físicamente activo.

Cuando se trata de esta y otras condiciones de salud, también ayuda tener un sistema de apoyo. Personas con las que pueda hablar y expresar tus sentimientos y experiencias como amigos, un miembro de la familia o un terapeuta.




Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*