Los primeros dientes




Con algunas excepciones, los dientes de los bebés empiezan a salir a partir de los 6 meses de edad y en muchos casos el proceso no es tan molesto para el bebé, pero en las demás ocasiones la salida de los primeros dientes puede provocar dolor y otras incomodidades.

Durante esta etapa tu bebé babeará más de lo acostumbrado, por lo que es bueno que tengas baberos de calidad a la mano. Notarás que empezará a morder y a masticar todo lo que encuentre y también puede experimentar pérdida de apetito, irritabilidad y estará más inquieto de lo normal.

Entre las cosas que puedes tratar, está masajear suavemente las encías de tu bebé con tus manos previamente lavadas. Adquiere juguetes para la dentición para que tu bebé los muerda y puedes colocarlos por algunos minutos en el refrigerador ya que el frío puede calmar las encías.

El babeado excesivo puede causar irritaciones y enrojecimiento alrededor de la boca, por lo que algunas personas recomiendan aplicar un poco de vaselina o una crema nutritiva en esta área para crear una capa protectora en la piel, pero en dado caso es bueno que consultes con su pediatra.

También notaras enrojecimiento en las encías de tu bebé y los primeros dientes suelen causar dolor, por lo que es muy probable que tu pediatra te indique algún medicamento como acetaminofén para calmarlo.

Entre los otros síntomas que notaras en tu bebé es que se frotará mucho las orejas y las mejillas y despertará a media noche.

El ordenen que salen los dientes duele ser el siguiente:
Entre los 5-7 meses: los incisivos inferiores (Los del frente, abajo) suelen ser los primeros en salir.
6-8 meses: incisivos superiores (los del frente, arriba).
9-11 meses: incisivos laterales superiores (a cada lado de los dientes frontales superiores).
10-12 meses: incisivos laterales inferiores (a ambos lados de los dientes frontales inferiores).
12-16 meses: primeros molares (dientes posteriores)
16-20 meses: caninos (hacia la parte posterior de la boca)
20-30 meses: segundos molares

Eventualmente, tu bebé se acostumbrará a los síntomas de la dentición y no se verá tan alterado por estos. Tú conoces a tu bebé mejor que nadie así que, si notas algún síntoma fuera de estos que consideres anormal, contacta a tu pediatra.




Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*