Los probióticos y la salud




En nuestro cuerpo habitan billones de microorganismos, incluyendo bacterias, hongos, etc., los cuales conforman lo que se conoce como microbiota normal. La microbiota cumple funciones importantes como ayudar en la digestión, impedir la entrada a nuestro cuerpo de otros microorganismos que pueden resultar patológicos, entre otras.

Esta se localiza en nuestra piel y en las mucosas de las cavidades de nuestro cuerpo que se encuentran en contacto con el exterior, como la vagina o el aparato digestivo. Generalmente, los microorganismos que conforman la microbiota normal no causan daños, pero se pueden volver patológicos si penetran el medio interno o si se hacen muy abundantes.

La microbiota presenta variaciones en cada persona, es decir que cada persona tiene una microbiota única. Del equilibrio de nuestra microbiota normal depende nuestra salud en gran parte y es aquí donde entran los probióticos.

¿Qué son los probióticos?
Los probióticos son microorganismos vivos que se ingieren para obtener algún beneficio para la salud. Podemos desarrollar enfermedades cuando nuestra microbiota se desequilibra, ya sea porque ha habido una proliferación de alguno de los microorganismos que la conforman o porque haya habido una pérdida de microorganismos beneficiosos.

Los probióticos nos ayudan a mantener en equilibrio a nuestra microbiota.

Es importante notar que existen otros factores externos que pueden contribuir al desequilibrio de nuestra microbiota, como lo son nuestra dieta, falta de sueño, estrés emocional, abuso de antibióticos y de drogas, etc.

Muchas personas se refieren a los probióticos como los microorganismos ‘buenos’ que ingerimos para que compitan con los microorganismos ‘malos’, ya sea para eliminar a estos patógenos o para aumentar nuestro sistema inmunológico.

¿Cuáles alimentos contienen probióticos?
Aquí debemos resaltar en primer lugar que existen cientos de especies entre los probióticos y cada una cumple una función diferente en nuestro organismo. En otras palabras, cuando hablamos de alimentos probióticos tenemos que tener pendiente que hablamos de diferentes tipos de probióticos por lo que sus beneficios también pueden variar.

Los géneros bacterianos más ampliamente investigados incluyen Lactobacillus, Bifidobacterium y Streptococcus, mientras que las variedades de levadura incluyen Saccharomyces boulardii.

Existe una variedad de alimentos fermentados que contienen probióticos de forma natural o porque se le fueron añadidos. Entre estos están el yogur, el kéfir, la kombucha, el chucrut, los encurtidos, el miso, ell tempeh, el kimchi, el pan de masa madre y algunos quesos. A continuación detallamos algunos:

Yogur. El yogur es considerado como uno de los más valiosos alimentos probióticos. La cantidad y el tipo de especies de bacterias que contiene pueden variar según la marca de yogur. Puede contener Streptococcus thermophilus, Lactobacillus bulgaricus, L. acidophilus y Bifidobacterium bifidum y, según algunos estudios, tiene efectos positivos en la microbiota intestinal y se asocia con un riesgo reducido de enfermedad gastrointestinal y una mejora de la intolerancia a la lactosa (especialmente entre los niños), diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, alergias y enfermedades respiratorias, así como mejora de la salud dental y ósea.

Kéfir. Este es uno de los probióticos más ideales porque no solo contiene bacterias, sino también levaduras.

Kombucha. Esta bebida también contienen bacterias (Medusomyces gisevi y Bacterium xylinum) y levaduras (Gluconobacter oxydans, Saccharomyces ludwigii, S. cerevisiae, Schizosaccharomyces pombe, Pichia fermentans y Zygosaccharomyces bailii). Existen estudios que tratan sobre los beneficios para la microbiota intestinal de la kombucha, sin embargo, otros estudios aseguran que su mala manipulación puede provocar daños en las personas.

Kimchi. Esta es una preparación fermentada hecha de col china, rábano, cebolla verde, pimiento rojo en polvo, ajo, jengibre y mariscos fermentados. En ella se han encontrado algunas bacterias como la Leuconostoc mesenteroides y Lactobacillus plantarum, L. mesenteroides, L. citreum, L. gasicomitatum, L. brevis, L. curvatus, L. plantarum, L. sakei, L. lactis, Pediococcus pentosaceus, Weissella confusa y W. koreensis. El kimchi puede presentar beneficios para nuestra salud frente al cáncer, la obesidad y el estreñimiento; promueve la salud del colon, del cerebro y de la piel; reduce el colesterol; tiene propiedades antioxidantes y antienvejecimiento y ayuda al sistema inmunológico.

Aparte de los alimentos mencionados, existen en el mercado suplementos probióticos recomendados por algunos especialistas.




Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*