Peeling facial, ¿qué es y cómo saber si lo necesito?




Este procedimiento estético se ha popularizado mucho en los últimos tiempos así que posiblemente hayas escuchado un poco acerca de él.

Un peeling facial químico o exfoliación química profunda es un procedimiento que consiste en remover la capa superior de la piel del rostro mediante la aplicación de una solución química, revelando una piel más sana. La nueva piel será mucho más suave. Aparte del rostro también se realiza en otras partes del cuerpo como el cuello y las manos.

Existen varios tipos de peelings dependiendo del problema a tratar:

• Ligero o superficial: elimina solo la capa más superficial de la piel.
• Medio: este elimina la capa superficial y llega hasta la parte superior de la capa media de la piel. Con el peeling superficial y el medio es posible que se necesite repetir el procedimiento varias veces para obtener el efecto completo.
• Profundo: este penetra completamente la capa media de la piel. Este procedimiento solo necesita hacerse una sola vez.

¿Quiénes necesitan hacerse un peeling?
Estos procedimientos son ideales en el tratamiento de arrugas pequeñas, líneas finas y otra variedad de problemas como el acné, cicatrices, melasma, hiperpigmentación, entre otros. Si padeces alguna de estas afecciones y crees que deberías realizarte este procedimiento, visita a un especialista o a tu dermatólogo para que pueda determinar el tratamiento adecuado en base a tu tipo de piel.

Antes de realizarte un peeling debes tomar en cuenta lo siguiente:

• No uses ningún tipo de retinol al menos 48 horas antes del procedimiento.
• Informa a tu especialista sobre cualquier medicamento que estés tomando.

¿Qué esperar después de un peeling?
Una vez realizado el proceso, tu piel puede presentar enrojecimiento, hinchazón o irritación. Tu piel puede tardar entre 1 a 7 días en recuperarse y la piel nueva se verá temporalmente un poco más claro o un poco más oscura de lo normal.

Aunque estos efectos secundarios son por lo general temporales, los peelings pueden causar otros riesgos más serios y que podrían ser permanentes:

• Oscurecimiento o aclaramiento del color de la piel. Estos efectos se presentan con más frecuencia en personas de piel más oscura.
• Cicatrices. Esto puede ser permanente.
• Infecciones. Si tienes herpes simple, el peeling podría causarte un brote. Muy raramente, las exfoliaciones químicas pueden causar infecciones fúngicas o bacterianas.
• Daño al corazón, hígado o riñón. El fenol, un químico que se utiliza en los peelings profundos, puede causar daño en el músculo cardíaco, los riñones y el hígado. También podría causar latidos cardíacos irregulares.

Es importante que sigas al pie de la letra todas las indicaciones de tu especialista tras el procedimiento y que no apliques nada en tu rostro sin consultárselo para evitar irritaciones.




Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*