Problemas de salud a corto y largo plazo de los bebés prematuros




Cuando un bebé nace antes de las 37 semanas se considera prematuro. La mayoría de los embarazos llegan a las 40 semanas. Los bebés prematuros necesitan muchos cuidados y a menudo tienen algunas complicaciones médicas. Por lo general, las complicaciones de la prematuridad varían y mientras más temprano nazca su bebé, mayor será el riesgo de complicaciones.

Los bebés prematuros en muchos casos se ven igual que los bebé que llegan a término, pero dependiendo de qué tan prematuros sean, son muy pequeños y pueden verse muy frágiles. Su piel puede parecer translúcida. Es posible que el bebé no pueda regular su temperatura corporal, respiración o frecuencia cardíaca. Pueden contraerse, ponerse rígidos o flácidos o no pueden permanecer alerta.

Existen varios factores de riesgo de parto prematuro, aunque cabe destacar que muchas mujeres que tienen parto prematuro no presentan ningún factor de riesgo conocido. Entre esos factores de riesgo se encuentran los siguientes:

• Tener un útero o cuello uterino anormales
• Tener una infección
• Haber tenido un parto prematuro previamente
• Embarazo de gemelos, trillizos u otros múltiples
• Un intervalo de menos de seis meses entre embarazos.
• Tener una enfermedad cardíaca o renal o alguna otra condición médica
• Edad: tener menos de 16 o más de 35 años al momento del parto
• Fumar
• Tener bajo peso o sobrepeso antes del embarazo
• Eventos estresantes de la vida, como la muerte de un ser querido o violencia doméstica
• Múltiples abortos o abortos espontáneos
• Lesión física o trauma

Problemas de salud a corto plazo
Los bebés prematuros necesitan cuidado especial, por lo que necesitará quedarse en el hospital por más tiempo tras el parto. Pueden ser puestos en una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales para ser monitoreados de cerca pues muy a menudo, necesitan ayuda para alimentarse, respirar y mantenerse calientes.

Pueden presentar otros problemas de salud:

• Problemas, renales, respiratorios, neurológicos y del corazón.
• Anemia
• Ictericia
• Infecciones
• Problemas de crecimiento
• Déficit de visión y audición

Problemas de salud a largo plazo
Después de los primeros cuidados, la mayoría de los bebés prematuros continúan un desarrollo normal, pero tienen más riesgos de presentar otros problemas a largo plazo, entre los que se encuentran:
• Parálisis cerebral
• Dificultades cognitivas
• Problemas de la vista
• Problemas del oído
• Problemas dentales
• Problemas psicológicos y de comportamiento
• Problemas de salud crónicos




Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*