Si tu dieta no te está dando los resultados deseados puede ser debido a esto




Llevas semanas siguiendo una dieta que estabas seguro te iba a hacer bajar de peso significativamente, pero aún sigues igual que el día en que la empezaste y te preguntas qué estás haciendo mal. Si este es tu caso, puede que estés cometiendo algunos errores muy cruciales.

No estás ingiriendo la cantidad de calorías suficientes
Una buena dieta no consiste en cortar tantas calorías como sean posible. Nuestro cuerpo necesita la suficiente cantidad de calorías provenientes de los nutrientes esenciales. Cuando tu cuerpo no ingiere la cantidad de calorías que necesita, entra en ‘modo supervivencia’ que significa que tu metabolismo se hace más lento para conservar energía y esto evita la pérdida de peso.

Recuerda que el éxito de tu dieta dependerá en gran parte de la calidad de la misma y que debes asegurarte en seguir una dieta saludable adecuada a ti y prestar atención a la cantidad de calorías que ingieres.

Te estás saltando comidas
Puede que en lugar de no ingerir alimentos que te proporcionan la cantidad de calorías que necesitas, la razón de que tu dieta esté fallando sea que te estás saltando comidas y esto es un gravísimo error. Para bajar de peso no necesitas matarte de hambre, esto no es saludable y, como explicamos en el punto anterior, esto contribuye a que tu metabolismo se vuelva más lento y puede causarte otros problemas de salud.

No estás haciendo ejercicio
Debes equilibrar tu dieta saludable con actividades físicas. Si haces mucho ejercicio, pero no llevas una dieta adecuada (y viceversa), no verás los mejores resultados. El ejercicio es un elemento muy importante para la pérdida de peso. No solo es bueno para la salud en general, sino que también ayuda a acelerar el metabolismo lento y te ayuda a quemar calorías. No debes pensar en que debes realizar rutinas complicadas en un gimnasio. Caminatas suaves, trotar, montar bicicleta, nadar, son algunos ejemplos de actividades físicas que puedes tratar para mantenerte activo y que te ayudarán a perder peso.

Horario de comida inadecuado
No se trata solo de qué comemos, sino también de cuándo comemos. El no seguir un horario regular de comidas (y de sueño) influye negativamente en la pérdida de peso. Los horarios de alimentación irregulares tienen efectos negativos sutiles, aunque detectables, en la salud y están asociados con un mayor riesgo de obesidad, diabetes, hipertensión e inflamación. Tu cuerpo necesita un flujo constante de comida durante la mayor parte del día. Entre comidas y meriendas no pueden pasar más de 3 a 4 horas y debes tratar de que el horario en que las ingieres cada día sea un horario fijo. Si te retrasas en alguna de tus comidas estarás alentando a tu organismo a que reserve calorías y se ralentizará.

Falta de compromiso/estás desanimado
Si empiezas una dieta muy estricta o una dieta que consideras te está privando de las cosas que te gustan, quizás te decepciones a mitad de camino y pierdas enfoque. Una dieta no tiene que ser aburrida o poco deliciosa. Existen infinitas recetas sabrosas y saludable que puedes hacer fácilmente. Es bueno que tengas un enfoque claro cuando empieces una dieta y que te traces metas realistas.

Puedes empezar haciendo pequeños compromisos hasta que te vayas acostumbrando a un estilo más saludable. Si las recetas que te gustan son poco saludables, puedes empezar con pasos pequeños como cambiar ingredientes en esas recetas por alternativas más saludables y verás que puedes terminar con un plato igual de exquisito y mucho más beneficioso para tu salud. Tu actitud frente a lo que comes influye mucho así que no te enfoques en las cosas que no puedes comer y empieza a explorar las variadas opciones que te ofrece una alimentación saludable.

Si estás cometiendo alguno de estos errores es hora de reevaluar la forma en que estás llevando tu dieta y que empieces a implementar los cambios adecuado para que puedas cumplir tus metas. Recuerda que aparte de todo esto es importante que tomes suficiente agua y que duermas la cantidad de horas necesarias para mantener una buena salud.




Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*