Una mujer verdadera.




A pesar de ser algo tan común actualmente, las cirugías plásticas siguen siendo un tema muy controversial y las personas que se las realizan pueden llegar a ser muy criticadas. Y este es el caso de Carolina, la joven de quien hablaremos hoy.

Si bien es cierto que por la presión social a ser perfectos muchas personas deciden realizarse algún tipo de cirugía, también es cierto que es esta misma presión que luego se les ejerce y se les impone para hacerlas sentir humilladas.

Carolina sufría problemas de espalda debido al tamaño de sus senos. Un desodoren hormonal había causado que estos crecieran al punto de que sus compañeros pensaron que eran producto de una intervención quirúrgica estética, aunque elle les aclaraba todo el tiempo que no lo era.

Fueron esos mismos compañeros quienes un día la llevaron al límite, pues sin importar cuántas veces ella aclarara el tema de sus senos, siempre parecía haber alguien que trataba de humillarla por esto. En una de estas humillaciones un compañero le lanzó un insulto y la llamó “falsa”. Carolina llegó al límite con esto y en un ataque de ira se levantó la blusa y decidió mostrar que sus senos no eran producto de ninguna cirugía.

El efecto en todo el lugar fue de esperar, pues nadie nunca se esperaba esa reacción, pero Carolina solo buscaba que pararan las críticas y comentarios negativos hacia a ella y con esto lo consiguió pues nadie nunca volvió a hablar del tamaño de sus senos.




1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*